Aprendizaje en tiempo de Covid 19

mentory3
blog

Aprendizaje en tiempo de Covid 19

Las oportunidades de aprendizajes tocan hoy el firmamento de lo infinito. Hoy no solo sabemos que podemos aprender siempre y en cualquier lugar, que podemos aprender antes y más allá de los tiempos y espacios formales que hemos configurado para “educarnos”. Eso no solo lo sabemos, sino que todo está listo para que así sea, para que no dejemos de aprender nunca.

Hoy seguimos confirmando que aprender es posible más allá de los muros, formalidades y estructuras extrínsecas. Aprendemos constantemente y demasiado, tanto que a veces nos podemos abrumar. Eso puede pasar porque aprendemos receptivamente, pasivamente, sin ser parte activa de una preconfiguración intencionada de lo que queremos aprender y para qué. Todo sucede mientras juego, veo una película, comparto en las redes sociales, leo noticias, escucho historias, vivo situaciones inesperadas, etc, Todo eso lo proceso con diferentes niveles de conciencia y voy construyendo conclusiones que luego usaré (consciente o inconscientemente) para tomar decisiones.

Pero podemos aprovechar más esa experiencia de aprender naturalmente, asumiendo un rol un poco más activo e intencionado, preconfigurando el tipo de experiencia y el orden en que la queremos generar para que al final del día no solo saber que aprendí mucho, sino que logré aprender conexamente y con sentido. Pero ojo, sin auto-asedio, dejando el suficiente espacio a lo espontaneo, pues también es una fuente super importante de aprendizaje para la vida.
La vida misma se desenvuelve en un aprender y desaprender continuamente. Pero hoy contamos además con nuevas herramientas culturales que nos ayudan a objetivar el aprendizaje natural que sucede por el simple hecho de que existimos y vivimos. Hoy contamos con internet, con nuevas tecnologías y perspectivas más integrales respecto a la socialización humana.

La situación de confinamiento que estamos viviendo en estas últimas semanas, como consecuencia de la pandemia Covid-19, nos ha atrincherado en el fondo de nuestra infinitud personal, en los agujeros negros de nuestro propios más, en lo fascinante y desconocido de nuestras circunstancias. En esta trinchera colectiva muchos hemos tenido que ser más activo con respecto a los aprendizajes naturales del hecho de vivir; hemos tenido que decidir aprender de esta situación que nos ha hecho descubrir dimensiones de nuestras vidas que en otras circunstancias no hubiera sido tan fácil distinguir.

En esta experiencia de cuarentena es posible que nuestras oportunidades de aprendizajes espontáneos hayan sido más conscientes y, por tanto, hayamos logrado aprendizajes más conectados y funcionales.

Y como sabemos, para lograr aprendizajes relacionados con alguna experticia es necesario un poco más de esfuerzo que solo hacernos consciente y conectar los aprendizajes espontáneos. En realidad, es necesario un poco más que la simple metacognición de las propias experiencias para llegar a síntesis de aprendizaje con mayor sentido. Es importante organizarse con intencionalidad y sistematicidad.

Somos conscientes que en estas semanas de Pandemia Covid-19 hemos tenido más tiempo para estar con nosotros mismos, con las personas que queremos. Pero es posible que este tiempo extra del que hemos dispuesto en estas semanas de confinamiento nos haya develado, a algunos, que necesitamos aprender de manera intencionada y sistemática a estar con nosotros mismos, a no ceder esta oportunidad que puede ser irrepetible.

Para quienes esta situación de confinamiento pueda estar constituyen un infierno, por diferentes condiciones, han tenido que decidir a aprender a sobrevir, lo cual es muy triste, pero su éxito va a depender de la racionalidad de su intención y la sistematicidad de sus alertas y constancia. Lo que quiero resaltar es que cuando decidimos intencionadamente aprender más allá de lo fortuito del día a día, hay un esfuerzo importante que debemos hacer. De aquí que aprender a aprender es una competencia que nos urge desarrollar hoy.

Por ejemplo, aprender a aprender a estar con uno mismo puede ser una tarea tan científica como aprender matemática o ciencia. Incluso aprender a hacer alta cocina tiene retos tan técnicos como iniciar un doctorado. El aprendizaje intencionado y sistemático requiere de un poco mas de esfuerzo, pero potencia nuestras oportunidades, nos ayuda a optimizar tiempo y recursos, a aprovechar situaciones y medios que hemos desapercibido, a hacer que la experiencia vital de aprender cada día agregue valor y más cimiento a este presente sobre el que se sostendrá nuestro futuro.

Para cualquier experiencia de aprendizaje intencionado y sistemático es imprescindible saber aprender. La carencia de esta habilidad puede ser la causa de nuestro desinterés por estudiar, de nuestra falta de perseverancia para concluir un curso que iniciamos o la dependencia de un profesor que me amenaces con bajas notas para decidir estudiar, muchas veces para solo aprobar y con el mínimo interés de aprender.

En la red podemos encontrar videos, cursos, tutoriales, métodos, y experiencias que nos pueden servir para desarrollar fascinación por aprender y nuevas aptitudes de autoaprendizaje. En la misma medida que se desarrolla esta competencia de saber aprender vamos haciendo simbiosis entre vida y aprendizaje, y se van cerrando los nidos del aburrimiento, el no saber que hacer con tanto tiempo en casa.

 

Comments (2)

  1. Edna Watson

    Thanks for always keeping your WordPress themes up to date. Your level of support and dedication is second to none.

  2. Scott James

    To link your Facebook and Twitter accounts, open the Instagram app on your phone or tablet, and select the Profile tab in the bottom-right corner of the screen.

Comments are closed.